telf1.png

Rescate de un superyate a 8 millas de Garrucha

El pasado día 3 de Marzo salvamento marítimo recibe una señal de socorro de una radiobaliza de una embarcación extrangera, y minutos después una llamada del 112 informando de que una embarcación a tenido un accidente cerca del puerto de Garrucha, pidiendo evacuación inmediata de toda su tripulación. Salvamento marítimo al confirmar con la llamada del 112 se pone en marcha y tras sacar la posición de la radiobaliza activada decide mandar el helicóptero a la posición de la embarcación.

(Reflexión: primer fallo, no saber pedir socorro por el canal internacional 16 de VHF o simplemente con pulsar el botoncito disstres de la llamada selectiva digital, si no que tuvieron que llamar al 112 para poder informar del accidente. Detallo que en otros paises de la unión europea es mas fácil sacar las titulaciones, pero desconocen como llevar acabo la seguridad de una embarcación).

Tras llegar el helicóptero a la posición de la embarcación avistan, una embarcación escorada y desarbolada, con el mastil (palo) colgado a su banda de estribor. Tras ver la situación salvamento marítimo decide evacuar a toda la tripulación por miedo a que la embarcación termine hundiéndose. Todos son rescatados.

Al cabo del tiempo y al recibir información de la tripulación y su capitan sobre el motivo de la escora, observan que la embarcación queda a flote y es posible que pueda aguantar y ser remolcada hasta un puerto, lo cual, llaman a un remolcador de salvamento marítimo que se encuentra por la zona y le dan ordenes de que se aproxime al barco siniestrado para ver si es posible ser remolcado hasta un puerto.

  

Una vez conseguido el remolque de dicha embarcación, por causas del oleaje, se decide llevar la embarcación al puerto de Águilas, dejándola abarloada en la darsena pesquera-deportiva, donde se encuentra en estos momentos.

En Aguinautic hemos llegado a la conclusión, que el motivo de la rotura de mástil a sido por llevar en un momento crítico de mucho viento izado el GENNAKER, pensamos esto, por que las pruebas son evidentes, dicha vela colgada del patín hundido. El mástil no aguantó la fuerza del viento que dicha vela es capaz de recoger. La vía de agua fue producida por el mástil al quedar colgado en el costado de estribor, el oleaje le hacia dar golpes contra el casco produciendo la vía de agua.

 

Estos días la tripulación del catamarán se ha puesto manos a la obra, han tapado la vía de agua con unos buzos especialistas y han achicado todo el agua que se encontraba dentro del patín sumergido adrizando dicha embarcación, con el fin de trsladarla a un astillero para su reparación.

Respondemos a todas las preguntas que nos hagan sobre el tema

Esta tienda utiliza cookies y otras tecnologías para que podamos mejorar su experiencia. Si continúa navegando significa que está usted de acuerdo y acepta su uso. Puede leer más en nuestra política de cookies. aceptar